MACHISMO Y FEMINISMO

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

MACHISMO Y FEMINISMO

Mensaje  Lidia el Sáb Mayo 21, 2016 7:11 am







El 20 de mayo de 1882 nace Sigrid Undset, escritora noruega, Premio Nobel de literatura en 1928.
Como muchas mujeres de su época (*) Sigrid debía cuidar de los niños durante el día y reservar los domingos y las noches para su quehacer literario. Esto le hizo ser consciente de cuál era realmente la situación de la mujer "moderna", de forma que se decidió a tomar parte activa en los movimientos de debate político y social en favor de la mujer.(*) y de la nuestra
Sigrid Undset. Premio Nobel de Literatura en 1928




Sigrid Undset (Kalundborg, Dinamarca, 20 de mayo de 1882 - Lillehammer, 10 de junio de 1949) Escritora noruega. Fue galardonada en 1928 con el premio Nobel de Literatura.

Sigrid pertenece por derecho propio a aquella primera generación de mujeres “emancipadas”, que percibían un salario por su trabajo.

Nació en Dinamarca, pero su familia se trasladó a Noruega cuando ella contaba tan solo dos años de edad.

Realizó sus estudios en Oslo, pero no pudo ir a la universidad a causa de la temprana muerte de su padre que dejó a la familia en una precaria situación, así que en cuanto cumplió la edad requerida, estudió historia y arte medieval y comenzó a trabajar como secretaria en una importante empresa de ingeniería cuando contaba dieciséis años para mantener a su madre y a su hermana, mientras que durante la noche se sentaba en la cocina a escribir.

Decidida a hacer realidad su sueño de convertirse en pintora, se fue a Roma, donde conoció a un pintor noruego, con el que se casó poco después.

Su matrimonio no contribuyó a mejorar las cosas, ya que se encontró con que se esperaba de ella como mujer casada que supeditase su talento al de su marido; de hecho, fue obligada a dejar de pintar cuando nació el primero de sus cinco hijos.

Las serias crisis que atravesó la pareja terminaron en un doloroso divorcio que, una vez más, la dejó a cargo de una familia aumentada por los hijos del primer matrimonio del pintor.

Sigrid debía cuidar de los niños durante el día y reservar los domingos y las noches para su quehacer literario. Esto le hizo ser consciente de cuál era realmente la situación de la mujer "moderna", de forma que se decidió a tomar parte activa en los movimientos de debate político y social en favor de la mujer.


Se convirtió al catolicismo en 1924, experiencia que narró en Gymnadenia (1929) y en La zarza ardiente (1930).

Profesó en la Tercera Orden de la Penitencia de Predicadores como Dominica Seglar.

En 1940 se trasladó a los Estados Unidos, a causa de su oposición a la Alemania nazi y la ocupación alemana de Noruega, en donde participó activamente en movimientos de lucha contra los nazis.

En 1945, tras la terminación de la II Guerra Mundial, volvió a Noruega.

Lidia

Mensajes : 3156
Fecha de inscripción : 19/04/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: MACHISMO Y FEMINISMO

Mensaje  Lidia el Sáb Mayo 21, 2016 7:12 am


Lidia

Mensajes : 3156
Fecha de inscripción : 19/04/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: MACHISMO Y FEMINISMO

Mensaje  Lidia el Lun Jun 06, 2016 11:15 pm


LAVA TÚ LAS SÁBANAS

Hace poco mi novio y yo nos fuimos a vivir juntos. En este proceso de mudanza decidimos ir a comprar unas sábanas para nuestra nueva cama. Al llegar a la tienda, mi pareja pidió que nos mostraran sábanas para la medida de nuestra cama. Desde aquel momento la dependienta ya solo se dirigió a mí: "estas son más bonitas, estas son de algodón, esta medida te quedará muy bien"... Lo más grave ocurrió cuando ya las habíamos elegido y la vendedora y me dijo: "para lavarlas dales la vuelta, así se conservan mejor".  Atónita miré a mi pareja, que entendió perfectamente lo que estaba pensando. Estábamos viviendo un la situación más machista que como pareja nos habíamos encontrado.

Alba.

Mi novio trabaja en una oficina donde le obligan a ir de traje. Un día le acompañé a la tintorería a dejar uno de ellos. Yo no tengo ni idea de tintorerías, me lavo mi ropa en mi casa y más de una vez he desteñido varias prendas. Me quedé sorprendida cuando la dependienta solo me hablaba a mí, a pesar de que era él el que llevaba el traje, él el que hablaba, él el que respondía, él el que tenía que decidir cómo se lavaría su traje. Fue una sensación muy extraña. No me gustó nada, ni a mí ni a mi novio. ¿Por qué tengo que ser yo la que sepa cómo se ha de lavar un traje? ¿por qué él, que precisamente es el que tiene idea de ello, no debe saberlo?

Carmen.

Lidia

Mensajes : 3156
Fecha de inscripción : 19/04/2011

Volver arriba Ir abajo

VOLAR, SIEMPRE VOLAR...

Mensaje  Lidia el Lun Jun 06, 2016 11:26 pm


Lidia

Mensajes : 3156
Fecha de inscripción : 19/04/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: MACHISMO Y FEMINISMO

Mensaje  Lidia el Lun Jun 06, 2016 11:33 pm


Lidia

Mensajes : 3156
Fecha de inscripción : 19/04/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: MACHISMO Y FEMINISMO

Mensaje  Lidia el Dom Oct 23, 2016 2:53 pm

LA REVOLUCIÓN EMPIEZA EN CASA
by Eloisa y Patricia • 1 de octubre de 2016


Sin darnos cuenta, inculcamos a les más pequeñes de la casa prejuicios de género que tenemos muy interiorizados. Debemos evitar esto para conseguir generaciones más respetuosas y feministas en el futuro. Tú puedes cambiar el mundo con la educación.

No llores, que eso es de niñas.

Cierra las piernas, que así no se sientan las señoritas.

Son frases que en principio podríamos pensar que están desterradas de la educación que se da a los niños y niñas hoy en día… Pero os aseguro que no es así. Yo no soy madre, pero recientemente tuve una experiencia con alguien muy cercano en la que aluciné en colores. La situación fue la siguiente:

Un niño se quejó de que una de las cosas que estaba comiendo picaba. Su padre le dijo que era un quejica y que se estaba volviendo un poco afeminado. Siendo como era alguien de mi entorno más cercano, no quise entrar en polémicas (a veces decido apagar mi modo activista en aras de preservar mi propia salud mental. Las que estáis metidas en esto me entenderéis seguro); pero me dieron ganas de poner varios asuntos encima de la mesa.

El primero, que el gusto o no por el picante, no tiene nada que ver con el género. Seguimos con las viejas ideas de que los sabores fuertes o los deportes rudos tienen que ser cosa de machotes. Por favor, ¡que estamos en el siglo XXI! Las mujeres podemos practicar deportes como el rugby y comer chili por un tubo si nos da la real gana. El que nos pueda gustar más o menos, depende de una cuestión personal independiente del género, vamos, es de lógica, ¿no? Pues parece que hay gente que aún no se ha dado cuenta.

El segundo, que ser afeminado o femenino, no tiene nada de malo. Es terrible ver cómo se compara lo femenino con cosas siempre negativas. Está muy bien visto que tu hijo sea un machote, pero, ¡ay!, qué vergüenza si te sale una nenaza. Recuerdo una asignatura sobre mujeres y medios de comunicación que cursé en la universidad en la que hicimos un ejercicio muy interesante. Teníamos que colocar pares de palabras que nos dictaban en dos columnas diferentes según la connotación que tenían para nosotras. Dos de las palabras del dictado eran masculino y femenino. ¿Adivináis? Inconscientemente, masculino iba asociada a cosas como luz, razón, sol… Y femenino iba asociado a locura, oscuridad, noche… Es increíble como dotamos a las palabras de significados sin darnos ni cuenta.

Creo que es importante reivindicar que lo femenino no tiene que estar asociado a palabras con significados malos; y que algunas palabras asociadas a las mujeres y tradicionalmente negativas, deberían ser reconsideradas como positivas. Por ejemplo, si alguien es muy emocional o sensible, lo vemos como un síntoma de debilidad. ¿Por qué no enseñar a nuestres hijes que saber expresar nuestras emociones es bueno o que llorar nos puede ayudar a sentirnos mejor? Es importante hacerles ver que ser fuerte no es sólo levantar pesas. Ser fuerte es tener inteligencia emocional, ser asertive y expresar cómo nos sentimos con libertad.

La revolución empieza en casa; y cuando digo esto me refiero a que, para criar a niños y niñas en la igualdad, tenemos que dar ejemplo. Para empezar, desterrando este tipo de frases de nuestro vocabulario y, como ya he apuntado, siguiendo con nuestros actos. Si un niño o niña ve en su casa que es su madre la que se ocupa de todas las tareas, además de pensar que mamá es una aburrida y papá mola mucho, aprenderá que es así como se reparten los quehaceres del día a día. Poco a poco le habremos inoculado la idea de que los hombres no tienen que ocuparse de las tareas domésticas, así que no será sorprendente si luego la criatura en cuestión reproduce esos comportamientos o hace ciertos comentarios.

Creo que el único modo de cambiar el sistema patriarcal en el que vivimos es educar, educar y educar. Es muy importante concienciar a la gente adulta de las injusticias que las mujeres vivimos cada día; y aunque se diga muchas veces eso de que la gente no cambia, mi experiencia me dice que, si hay voluntad, se puede hacer. Yo misma sigo deconstruyéndome cada día y luchando contra todo aquello que me enseñaron y que no me gusta. Pero más importante aún es enseñar a esas generaciones que vienen para que no reproduzcan todos nuestros errores.

Hace poco leí una reflexión que me gustó mucho. A veces nos sorprendemos a nosotras mismas diciendo o haciendo cosas machistas que nos horrorizan al pararnos a pensar en ellas. Por ejemplo, cuando juzgamos la apariencia de una mujer gorda con ropa ceñida y pensamos que está horrible. Pero, si te paras a pensarlo, racionalizas y dices: si ella es feliz así, está en su derecho. Es simplemente que me han enseñado a que una mujer gorda con ropa ceñida no es bonita. Pero puede serlo. La reflexión es que muchas veces nuestro primer pensamiento es el aprendido y el segundo el que nosotras mismas hemos decidido enseñarnos.

Y este proceso es agotador. Cada día debes luchar contra todo aquello que un día te explicaron y que ahora no es válido. Así que ahorrémosle este trabajo a las generaciones venideras transmitiéndoles valores de respeto y feminismo, revolucionando los cimientos de esta sociedad heteropatriarcal. Así, en unos años, el mundo será un lugar mejor.

Lidia

Mensajes : 3156
Fecha de inscripción : 19/04/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: MACHISMO Y FEMINISMO

Mensaje  Lidia el Dom Oct 23, 2016 4:15 pm








Lidia

Mensajes : 3156
Fecha de inscripción : 19/04/2011

Volver arriba Ir abajo

11 frases machistas que seguro has oído (o dicho) y son MENTIRA

Mensaje  Lidia el Dom Oct 23, 2016 4:23 pm



11 frases machistas que seguro has oído (o dicho) y son MENTIRA


Según la Comisión Europea, los españoles cobran un 19,3% más que las españolas. Según el INE, de todas las personas que dejan de trabajar un año después del nacimiento de un hijo, el 85% son mujeres. De cada 26 mujeres que eligen un trabajo a tiempo parcial para "conciliar", sólo un hombre lo hace. Según el último informe de la OCDE, hay más mujeres licenciadas, pero su nivel de empleo es más bajo que el de los hombres.

Todavía hoy la desigualdad entre hombres y mujeres es un hecho que, con datos en la mano, nadie puede rebatir. Y no son sólo cifras sobre posibilidades de encontrar un trabajo, conciliar o cobrar lo mismo que el compañero de al lado: en los últimos 10 años más de 800 mujeres han sido asesinadas a manos de hombres en España.

La violencia de género es, según el periodista Jose María Calleja, la primera causa de muerte violenta en España. En 2015 fueron 57 asesinadas, tres más que en 2014.

Estos son sólo algunos de los alarmantes datos que ponen de manifiesto el largo camino que queda por recorrer para llegar a una sociedad sin discriminación. Un trayecto lleno de obstáculos construidos a base de frases hechas y comportamientos arraigados en el subconsciente colectivo desde hace siglos.



1.- YO NO SOY MACHISTA NI FEMINISTA. YO CREO EN LA IGUALDAD


"Lo contrario del machismo no es el feminismo, si alguien quiere posicionarse a favor de la igualdad debe declararse feminista”, asevera Máriam Martínez-Bascuñán, doctora de Ciencia Política de la Universidad Autónoma de Madrid. Defiende que el feminismo no es un movimiento que trabaja con categorías de superioridad o inferioridad, sino que “trata de salir de ese lodazal para lograr su objetivo, que es una sociedad emancipada y libre de discriminación”.

La Real Academia Española —una institución bastante criticada, por cierto, por el movimiento feminista— se aproxima al concepto defendido por la profesora a la hora de definir estas dos palabras:

Machismo: "Actitud de prepotencia de los varones respecto de las mujeres". (Prepotente, según la misma institución es aquella persona que "es más poderoso que otros, o muy poderoso" y "que abusa de su poder o hace alarde de él").
Feminismo: "Ideología que defiende que las mujeres deben tener los mismos derechos que los hombres".
El movimiento feminista, por lo tanto, no es un movimiento “anti-hombres”, como piensan algunos. Ni tampoco es “lo mismo que el machismo pero al revés”, como dicen otros.

2.- ¡LOS HOMBRES TAMBIÉN SUFREN VIOLENCIA!, ¿POR QUÉ NO ESTÁN INCLUIDOS EN LA LEY DE VIOLENCIA DE GÉNERO?


“Es un error muy frecuente que da cuenta de un profundo desconocimiento de la realidad de la violencia de género”, explica Martínez-Bascuñán. “Es la manifestación más brutal de la desigualdad de género que articula nuestro orden social. La violencia de género es un tipo de violencia que se ejerce contra las mujeres sistemáticamente sólo por el hecho de ser mujeres”, zanja.


3.- Y ¿QUÉ HAY DE LAS DENUNCIAS FALSAS?


La fiscal de Sala delegada de Violencia contra la Mujer, Pilar Martín Nájera, declaró en una entrevista al periódico El Mundo en noviembre del 2015 que la crítica sobre las denuncias falsas de malos tratos por parte de las mujeres "no es cierta". "Entre 2009 y 2014, de las 783.826 denuncias presentadas, sólo ha habido 49 condenas por denuncia falsa", recordó. Que se lo graben a fuego los que defienden esta frase: sólo un 0,006% de las denuncias presentadas son falsas.

La mujer pasa por un duro proceso al hacer la denuncia
Al presentar una denuncia por violencia de género, la mujer pasa por un duro proceso en el que es valorada por un psicólogo y preguntada por detalles de su vida íntima. "Un gran porcentaje de las mujeres que han muerto por violencia de género no denunciaron", recuerda Tània Verge, doctora en Ciencia Política. Uno de los motivos para no denunciar, sostiene, es "el poco amparo judicial que se da a estas mujeres".


4.- NOSOTROS SOMOS LOS QUE TENEMOS QUE LLEVAR EL DINERO A CASA, Y ESO NOS PERJUDICA


“Existe una autonomía y una dependencia económica, y esas situaciones son caldo de cultivo del consentimiento de muchas situaciones de maltrato”, recuerda Martínez-Bascuñán. Una sociedad bien ordenada, libre de discriminación de género “debe velar por garantizar la autonomía y la autodeterminación de todos sus individuos”. Asegura que, uno de los instrumentos clave para lograr ese fin “es la independencia económica”.


5.- LAS CHICAS TAMBIÉN TIENEN PRIVILEGIOS, COMO ENTRAR GRATIS EN UNA DISCOTECA


“Esta frase es el reconocimiento puro de que se asume que la mujer es un objeto decorativo, y además se le considera un privilegio… No hay nada más machista que la objetivación”, recuerda Martínez-Bascuñán. “Cuando dejas de ver personas, las instrumentalizas y ya no hay sujeto, sino objeto”. El hecho de que las mujeres entren gratis en ciertos establecimientos y los hombres no, no es un privilegio, “es una expresión más de la desigualdad de género que estructura nuestra sociedad”. El hecho de considerarlo un privilegio “muestra hasta qué punto tenemos interiorizado ese machismo que es incapaz de hacernos ver cómo funcionan los mecanismos de ‘objetivación’ que afectan a las mujeres”.

Cuando no pagas por el producto, el producto eres tú
El hecho de que ese argumento se siga utilizando entre adolescentes es aún más peligroso, pues denota un desconocimiento de la desigualdad que se sigue produciendo hoy en día y desde edades más tempranas. Verge recuerda una frase que dice "cuando no pagas por el producto, el producto eres tú".


6.- NO TENDRÍA QUE MOLESTAROS QUE OS DIGAN PIROPOS POR LA CALLE, ¿A QUIÉN NO LE GUSTA SENTIRSE GUAPO?


“A todo el mundo le gusta sentirse guapo”, recuerda Martínez-Bascuñán. Pero la pregunta que debemos hacernos, sin embargo, no es esa. La pregunta correcta, según ella y Verge, es: “¿Por qué esos piropos recaen sistemáticamente sobre las mujeres?”. Señalan que esos piropos pueden “llegar al acoso” y, la mayoría de ocasiones, siguen proyectando “esa imagen de la mujer como objeto antes que sujeto”. El hecho de que “ellos son sujetos y ellas objetos” es una de las expresiones más graves que manifiestan esa desigualdad.


7.- LOS MICROMACHISMOS SON UNA TONTERÍA. HAY COSAS MÁS IMPORTANTES POR LAS QUE PREOCUPARSE


“Los micromachismos son la base para el desarrollo de la igualdad de género que estructura nuestra sociedad”, asegura Martínez-Bascuñán. Al ser una manifestación más de esa desigualdad, se deben atacar de raíz. “Es tan importante como atacar las manifestaciones más extremas de violencia que, en última instancia, descansan en esas otras manifestaciones que a simple vista parecen más banales”, lamenta.


8.- OS CREÉIS QUE TODO HOMBRE ES UN MALTRATADOR EN POTENCIA


Este tipo de comentarios están relacionados con el error de reducir el problema a prácticas de individuos concretos y “no saber entenderlo como problema estructural”, explica Martínez-Bascuñán. Según ella, para entender la violencia del machismo es necesario “mirar al contexto social que nos rodea o que los hace posibles y acepta socialmente”. Lo que hace que esta clase de violencia sea un fenómeno grave “es su carácter sistemático en tanto que práctica social”.

Una mujer siempre tiene más razones para temer
¿Qué quiere decir que es un síntoma social? La profesora explica que algunas circunstancias “piden” más la violencia que otras. “Una mujer siempre tiene más razones para temer: si va sola por la calle, si hace auto-stop…”. Considera que sería pobre quedarse con la lectura de que esto “tiene que ver con la persecución directa de las mujeres”. “Tiene que ver con el conocimiento diario de las mujeres que están más expuestas que los hombres a sufrir perjuicios como el abuso, violación o la propia violencia”, explica. El hecho de vivir bajo tal amenaza implica, “como poco”, una merma en la libertad de las mujeres, entre otras cosas.


9.- YO NO SOY ACOSADOR NI HE PEGADO A NADIE. ESTA LUCHA NO VA CONMIGO


"Este sistema perjudica de mayor manera a las mujeres, pero nos afecta a todos", explica Verge. El patriarcado crea estereotipos y roles de género que se instalan en las sociedades arraigándose de manera que es muy difícil acabar con ellos. En eso, entre otras cosas, se centra la lucha feminista. "Esos estereotipos también recaen sobre los hombres", lamenta.

Tanto ella como Martínez-Bascuñán están de acuerdo en que “la lucha contra el machismo no se reduce al acoso o a la bofetada”. Es una cuestión más profunda que tiene que ver con esas manifestaciones cotidianas que generan estereotipos, clichés, que afianzan prácticas muy interiorizadas y que en los casos más graves se producen maltrato físico”.


10.-LAS CUOTAS DISCRIMINAN A LOS HOMBRES

"Lo que hay es una falacia de la idea de meritocracia", explica Verge, "las cuotas garantizan unos porcentajes mínimos y máximos de mujeres y de hombres, reflejando la composición de la sociedad". Recuerda que varias instituciones internacionales "han definido la infra-representación de las mujeres como un déficit democrático intolerable". Le sorprende que la protesta "llegue cuando los puestos de trabajo son proporcionales a la población".


11.-EL LENGUAJE NO SEXISTA ES UNA TONTERÍA

"El lenguaje crea imaginarios", recuerda Verge. Aquellos que son partidarios del lenguaje inclusivo (como decir "hombres y mujeres") alegan que, el hecho de que se tome como referencia universal el masculino, oscurece la presencia de las mujeres y da prioridad a la de los hombres. Hay quienes encuentran esta protesta ridícula, y el hablar en femenino genérico o desdoblar los sustantivos una pérdida de tiempo.

Por otro lado, al hablar de lenguaje sexista hay quien también se refiere al hecho de que existan expresiones en nuestro lenguaje claramente machistas. "Lloras como una nenaza", "hijo de puta" o "esto es un coñazo" son algunas de ellas. Mientras que, en lenguaje coloquial, decir "esto es la polla" supone algo positivo. Lo mismo ocurre con la palabra "zorra", con significados muy diferentes a la palabra "zorro". El lenguaje es un arma importante que, aunque se le dé más o menos importancia, sigue controlado por los hombres.

Lidia

Mensajes : 3156
Fecha de inscripción : 19/04/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: MACHISMO Y FEMINISMO

Mensaje  Lidia el Dom Oct 23, 2016 5:24 pm






Lidia

Mensajes : 3156
Fecha de inscripción : 19/04/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: MACHISMO Y FEMINISMO

Mensaje  Lidia el Dom Oct 30, 2016 8:49 am



"La niña, que siempre la llamaron niña, cree que sólo es una niña si se dirigen a ella como tal: niña siéntate, niña cállate, niña pórtate bien, niña no digas eso, niña ven.
Un día la profesora dice: «los niños que hayan acabado el ejercicio, que salgan», ella no se mueve.
— ¿Por qué no sales?
— No, como dijo los niños...
— ¡Niña!, cuando digo los niños es todo el mundo, tú también.
Ella sale y piensa: cuando dice los niños también soy yo; y cuando vuelve del recreo, dice la profesora: «los niños que se quieran apuntar al fútbol que levanten la mano», ella la levanta.
«¡Qué no, que dije los niños!». Y claro, ella piensa: ¿niños no es todo el mundo?
Desde ese momento estás preparada para contestar a lo que te echen, tú ya sabes que a veces eres “los niños” porque es genérico, pero a veces no eres, porque es específico, son solo los niños varones. Ellos siempre están incluidos, nosotras, a veces.
Y yo digo que de ahí viene la famosa intuición femenina de pasarse toda la vida adivinando por el contexto ¿me estarán nombrando? ¿Estaré yo?".
Teresa Meana.

Lidia

Mensajes : 3156
Fecha de inscripción : 19/04/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: MACHISMO Y FEMINISMO

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.