RECUERDOS, TRISTES RECUERDOS...

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

RECUERDOS, TRISTES RECUERDOS...

Mensaje  Lidia el Dom Oct 30, 2016 8:32 am

POR LOS HERIDOS Y LOS FALLECIDOS:



DECÍA Ernesto Che Guevara, en un poema sobre los mineros..."Salen de una caverna, colgada en la montaña".

Pocas palabras me salen de la boca en estos momentos, más bien , no dejo de escupir: joder, joder, joder... No he conseguido quitarme el nudo que tengo en el estómago desde que me enteré de la noticia.Yo sé que todos los días muere mucha gente... por enfermedad, por accidente , por accidente laboral, etc. Pero es que la mina, la muerte en la mina a mí me impacta, es la imagen de la tierra que te traga. Un día y otro y otro, te hundes en la tierra para poder comer. Lo haces sin pensarlo, porque si lo piensas... SI LO PIENSAS, el miedo que tienes guardado sale de tí y no te lo puedes permitir. Pero entonces, cuando menos te lo esperas, cuando tienes al miedo engañado, la tierra se revuelve y ... te traga. Sin explicación, con explicación, qué más dá? Si unos cuantos, hoy, y en otras ocasiones no han regresado.
Lucha obrera donde la haya y la muerte como recompensa macabra, dónde está la justicia?? No tengo respuesta para tanta injusticia. Hoy la comarca se ha hecho minera, minera porque se ha visto engullida con esos hombres; minera porque ha sentido el dolor de las familias; minera porque hemos recordado a los que anteriormente nos habían arrebatado y minera porque todos nosotros nos hubiéramos puesto un buzo y un casco y habríamos hecho lo imposible por arrebatarle a la tierra aquello que nos ha robado.
Sé que no hay consuelo para la pena, para la pena negra, pero el tiempo lo dará y hoy, aunque con el alma enlutada; todos nos unimos para arroparos en vuestro dolor. Porque es el nuestro.....(Lidia Rey)




Desde el infierno de Tabliza
 
MANUEL MOURE
28/10/2016



Señor Herrera: soy el padre de uno de los fallecidos en el accidente de la ‘nueva mina’ propiedad de la Vasco y me pregunto, después de tres años del accidente, por qué no sabemos nada por parte de los que tenían que investigar y no lo hicieron y están bajo sus órdenes.

Nos gastamos millones de euros en investigar lo que ocurrió en el pleistoceno inferior en Atapuerca hace 1.500.000 años y no nos molestamos en investigar la muerte de seis mineros y un montón de heridos que están vivos de milagro. Vergonzoso.

Me pregunto cuando usted y la señora Clemente visitaban la mina, por dónde los conducían... ¿por el transversal de hormigón?. Ustedes nunca vieron la mina donde se sufría y se padecía la persecución, como si fueran judíos con las SS y créame no exagero nada. Trabajaban bajo el terror de unos incompetentes culpables del accidente, ninguno fue apartado de sus funciones por lo ocurrido aquel maldito día.

Cuando escribo esta carta está llorando mi mujer por la muerte de su hijo que nunca tenía que haber ocurrido. Pero a ustedes que más les da, si son mineros; no tiene importancia, se reemplazan por otros. Ahora quieren inundar la mina. Qué cuidadosos son ustedes. Cuando quieren, claro. La gente que tenía que estar controlando la seguridad de la mina no lo hacía. Al menos uno, el responsable de toda la mina. Se puso enfermo durante un año. Pobre. Estos son los que arruinan a la Seguridad Social y nadie de su equipo le pidió responsabilidades.Seguro que muchas veces comió con los señores de la empresa. No me lo invento yo. Lo sabe todo el mundo.

Pregunto, ¿si hubiese sido un acto terrorista hubiese sido investigado minuciosamente y desde el minuto uno? Para mí sí fue un acto terrorista, puesto que nadie quería ir a trabajar a ese macizo. Estaban aterrados, pero el miedo manda en estos tiempos y había que ir o a la calle. Nunca hemos tenido ni una referencia suya en cuanto al accidente durante este tiempo, pienso que porque la mina se encuentra en León. Si hubiese sido en Valladolid hubiese cambiado la cosa. Ahora no se moleste, señor Herrera, es muy tarde para acordarse. Lo único que le pido es que pida responsabilidades a los que usted paga con el dinero de todos. Quiero que sepa que usted nunca podría ser minero, porque hace falta mucho valor, y recordarle a usted y al presidente del Gobierno que durante 200 años los mineros calentaron y movieron España. Ahora solo interesa la investidura del presidente del Gobierno. Yo solo le recuerdo que los muertos piden justicia, que también pagaban impuestos y solo querían vivir y los asesinaron.

Me despido no esperando nada de usted.

(*) Manuel Moure es el padre de Manuel Moure, una de las víctimas del Pozo Emilio.





«La mina llevaba avisando 15 días y nadie hizo nada. No siempre es la mina la que mata»

Una pancarta este viernes en la iglesia de Ciñera recuerda a los seis de la Vasco. Una pancarta este viernes en la iglesia de Ciñera recuerda a los seis de la Vasco.
Familiares de las víctimas y heridos del accidente del pozo Emilio se sienten ciudadanos de tercera, recuerdan que la tragedia se pudo evitar y que pudo haber sido mayor y denuncian sentirse completamente solos: «¿Dónde está la familia minera?»
A. CUBILLAS | SANTA LUCÍA@AND_CUBILLAS
28 octubre 2016


“¿Dónde está la familia minería?”. Es la pregunta que cada día desde hace tres años se hace uno de los mineros que resultó herido en el grave accidente del 28 de octubre de 2013 en el pozo Emilio de la Hullera Vasco Leonesa, que se saldó con seis hombres fallecidos.

Tres años después, se siente solo, completamente solo ante una lucha a la que le han dado la espalda sus propios compañeros, “más pendientes del conflicto minero, de intentar pactar prejubilaciones que de las familias de los seis hombres que perdieron la vida en el lugar de trabajo”.

Un accidente que el día 30 “se enterró junto a mis compañeros”. “No es justo que miren hacia otro lado, convirtiéndose en cómplices de los culpables. Estamos totalmente abandonados cuando nuestra única intención es que salga a la luz toda la verdad”, lamenta este minero, que reconoce el apoyo que si ha encontrado en las ‘mujeres del carbón’.

No es de extrañar que con el paso de los días el miedo y el dolor se haya mitigado, no así la rabia y la impotencia que día a día se acrecienta. “Parecemos ciudadanos de tercera. Se ha olvidado este accidente”, lamenta el minero, que recuerda que el juzgado que instruye el caso es el mismo que el del crimen de Isabel Carrasco, cuyo juicio se celebró el pasado mes de enero.

«La mina siempre avisa»

Pero lo peor de todo, asegura, es la sensación de sentirse culpables de un accidente en el que son víctimas. “Se da por hecho de que si trabajas en una mina te puedes morir pero la realidad es que esa mina llevaba avisando desde hacía 15 días y nadie hizo nada. Nadie decidió detener la actividad. Y así en todos los accidentes mineros. La mina siempre avisa”.

Pero la desgracia podría haber sido mucho mayor. Este minero recuerda que las víctimas podrían contarse por decenas si no hubiera sido por una avería que evitó el acceso del retén completo al macizo séptimo del pozo Emilio. Una realidad que, remarca, debería tenerse en cuenta a la hora de que se juzgue este accidente. “No siempre la mina mata; en ocasiones son las personas”.

Pese a todos los obstáculos, asegura que seguirá luchando para conseguir que salga a la luz la verdad y poder zanjar un “lastre” para intentar rehacer su vida. “La vida continúa pero hasta que no se cierre con una resolución judicial no puedes empezar de nuevo”, asegura este minero, que mantiene intacto ese trágico día. “No te acuerdas sólo los días 28, es algo con lo que aprendes a vivir porque desde ese día mi vida cambió por completo”.

«Busco justicia por mi hijo»

Una lucha que comparten con Manuel Moure, que lucha con uñas y dientes para lograr que se haga justicia. Hace tres años perdió a su hijo, una herida imborrable, incurable pero que se hace más dolorosa a medida que se acerca cada 28 de octubre. “Su muerte nos marcará de por vida pero estos días estamos completamente destrozados”.

Hoy más que nunca alza la voz para intentar que no caiga en el olvido el accidente de la Vasco. Ya lo ha hecho en más de una ocasión a las puertas de los Juzgados de León y asegura que seguirá “luchando como un guerrillero para que paguen los culpables de esta tragedia. Dicen que la unión hace la fuerza pero aunque sea solo seguiré adelante”.

Es la fuerza de un padre coraje que ya no espera la llamada de los responsables de la Hullera para trasladarle su pésame. Ahora sólo espera que el proceso judicial se acelere para que de una vez por todas se conozca la verdad, “sin tapujos”.

“A veces flaquean las fuerzas porque ves que no consigues nada y que no tienes nada por lo que seguir luchando. Sin embargo, mirando a mi nieta recobro la fuerza para tirar hacia adelante. No van a conseguir que nos callemos”.

Una lucha sin descanso para las familias de fallecidos y heridos que tres años después aún no han recibido indemnización alguna pero que hoy más que nunca sólo buscan “la verdad”.

Lidia

Mensajes : 3156
Fecha de inscripción : 19/04/2011

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.