23 DE ABRIL:DÍA DEL LIBRO

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

23 DE ABRIL:DÍA DEL LIBRO

Mensaje  Lidia el Mar Abr 23, 2013 8:21 am

FRAGMENTOS DEL QUIJOTE:


" Hoy es el día más hermoso de nuestra vida, querido Sancho; los obstáculos más grandes, nuestras propias indecisiones; nuestro enemigo más fuerte, el miedo al poderoso y a nosotros mismos; la cosa más fácil, equivocarnos; la más destructiva, la mentira y el egoísmo; la peor derrota, el desaliento; los defectos más peligrosos, la soberbia y el rencor; las sensaciones más gratas, la buena conciencia, el esfuerzo para ser mejores sin ser perfectos, y sobre todo, la disposición para hacer el bien y combatir la injusticia donde quiera que estén.
Like a Star @ heaven Like a Star @ heaven Like a Star @ heaven
.... Si la sentencia pasada de la bolsa del ganadero movió a admiración a los circunstantes, esta les provocó a risa, pero, en fin, se hizo lo que mandó el gobernador. Ante el cual se presentaron dos hombres ancianos; el uno traía una cañaheja por báculo, y el sin báculo dijo:

—Señor, a este buen hombre le presté días ha diez escudos de oro en oro, por hacerle placer y buena obra, con condición que me los volviese cuando se los pidiese. Pasáronse muchos días sin pedírselos, por no ponerle en mayor necesidad de volvérmelos que la que él tenía cuando yo se los presté; pero por parecerme que se descuidaba en la paga se los he pedido una y muchas veces, y no solamente no me los vuelve, pero me los niega y dice que nunca tales diez escudos le presté, y que si se los presté, que ya me los ha vuelto. Yo no tengo testigos ni del prestado ni de la vuelta, porque no me los ha vuelto. Querría que vuestra merced le tomase juramento, y si jurare que me los ha vuelto, yo se los perdono para aquí y para delante de Dios.

—¿Qué decís vos a esto, buen viejo del báculo? —dijo Sancho.

A lo que dijo el viejo:

—Yo, señor, confieso que me los prestó, y baje vuestra merced esa vara; y pues él lo deja en mi juramento, yo juraré como se los he vuelto y pagado real y verdaderamente.

Bajó el gobernador la vara, y, en tanto, el viejo del báculo dio el báculo al otro viejo, que se le tuviese en tanto que juraba, como si le embarazara mucho, y luego puso la mano en la cruz de la vara, diciendo que era verdad que se le habían prestado aquellos diez escudos que se le pedían, pero que él se los había vuelto de su mano a la suya, y que por no caer en ello se los volvía a pedir por momentos. Viendo lo cual el gran gobernador, preguntó al acreedor qué respondía a lo que decía su contrario, y dijo que sin duda alguna su deudor debía de decir verdad, porque le tenía por hombre de bien y buen cristiano, y que a él se le debía de haber olvidado el cómo y cuándo se los había vuelto, y que desde allí en adelante jamás le pediría nada. Tornó a tomar su báculo el deudor y, bajando la cabeza, se salió del juzgado. Visto lo cual por Sancho, y que sin más ni más se iba, y viendo también la paciencia del demandante, inclinó la cabeza sobre el pecho y, poniéndose el índice de la mano derecha sobre las cejas y las narices, estuvo como pensativo un pequeño espacio, y luego alzó la cabeza y mandó que le llamasen al viejo del báculo, que ya se había ido. Trajéronsele, y en viéndole Sancho le dijo:

—Dadme, buen hombre, ese báculo, que le he menester.

—De muy buena gana —respondió el viejo—: hele aquí, señor.

Y púsosele en la mano. Tomole Sancho, y, dándosele al otro viejo, le dijo:

—Andad con Dios, que ya vais pagado.

—¿Yo, señor? —respondió el viejo—. Pues ¿vale esta cañaheja diez escudos de oro?

—Sí —dijo el gobernador—, o, si no, yo soy el mayor porro del mundo, y ahora se verá si tengo yo caletre para gobernar todo un reino.

Y mandó que allí, delante de todos, se rompiese y abriese la caña. Hízose así, y en el corazón de ella hallaron diez escudos en oro; quedaron todos admirados y tuvieron a su gobernador por un nuevo Salomón.

Preguntáronle de dónde había colegido que en aquella cañaheja estaban aquellos diez escudos, y respondió que de haberle visto dar el viejo que juraba a su contrario aquel báculo, en tanto que hacía el juramento, y jurar que se los había dado real y verdaderamente, y que en acabando de jurar le tornó a pedir el báculo, le vino a la imaginación que dentro de él estaba la paga de lo que pedían. De donde se podía colegir que los que gobiernan, aunque sean unos tontos, tal vez los encamina Dios en sus juicios; y más que él había oído contar otro caso como aquel al cura de su lugar, y que él tenía tan gran memoria, que a no olvidársele todo aquello de que quería acordarse, no hubiera tal memoria en toda la ínsula. Finalmente, el un viejo corrido y el otro pagado se fueron, y los presentes quedaron admirados, y el que escribía las palabras, hechos y movimientos de Sancho no acababa de determinarse si le tendría y pondría por tonto o por discreto.
Like a Star @ heaven Like a Star @ heaven Like a Star @ heaven Like a Star @ heaven Like a Star @ heaven Like a Star @ heaven

Lidia

Mensajes : 3156
Fecha de inscripción : 19/04/2011

Volver arriba Ir abajo

FRAGMENTO DE : EN TORNO A CAMPOSAGRADO, DE JUAN JOSÉ SANCHEZ BADIOLA

Mensaje  Lidia el Vie Mar 21, 2014 4:41 pm

A la izquierda de la carretera solo se ven solares herbosos y escombrados y, entre éstos y el cauce del río Pelosas, sucísimo y fétido en esa parte, las viviendas ajardinadas para residencia de directivos y peritos de las fábricas, cuando aún no era uso mudarse a León y venirse a trabajar en coche todos los días.
Nuestro acompañante se suena la nariz con ira mal disimulada.
-Para los del pueblo la porquería y los cuartos para los señoritos de León- concluye.
Pese a lo desolador de esta sentencia, uno no puede menos que pensar que acaso el hombre tenga su parte de razón, porque no deja de ser chocante que La Robla, con tanta fábrica y tantos humos, no pase de los 3.800 habitantes y tenga un comercio tan raquítico como escaso.
Y es que La Robla inevitablemente, fatalmente, está condenada al desarraigo, a ser destino provisorio o residencia temporal. Porque, por esta pequeña y abigarrada Babel montañesa, aparte de gentes de todas las Españas, lo que ya de por sí sería bastante, han transitado, a buen seguro, representantes de todas las razas y continentes, entremezclándose así mentalidades y acentos, costumbres y tradiciones.
Pero siempre de paso, sin dejar huella casi, ni casi recuerdo.
… Y en cuanto a bares , cantinas y afines, que todo hace patria, debe de contar La Robla con una de las tasas por habitante de este tipo de locales más alta de Europa.
El doctor Rosales, allá por los cincuenta, adaptó al caso una coplilla que decía:

La Robla, villa bravía
más de veinte bares
y ninguna librería.

Y ES QUE La Robla continúa siendo hogaño, básicamente, lo mismo que fue antaño: un villorrio indeciso, titubeante, ahistórico, todo a medias y nada en concreto.
En Celada, todo se vincula de un modo u otro a una antiquísima batalla entre moros y cristianos, que estos lograron ganar por intercesión de la Virgen. Como suele suceder en parajes semejantes, DETRÁS DE CADA PIEDRA O CADA ÁRBOL RESURGE LA LEYENDA, Y A CADA PASO SE TOPA UNO CON LA MEMORIA DE LO INSÓLITO, PEGADA AL PAISAJE Y LA TOPONIMIA…. ASÍ, EL PROPIO NOMBRE DE CELADA SE AJUSTA A LA EMBOSCADA DE LAS HUESTES CRISTIANAS TENDIERON ALLÍ MISMO, JUNTO A LA ERMITA, A LOS SARRACENOS…


Lidia

Mensajes : 3156
Fecha de inscripción : 19/04/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: 23 DE ABRIL:DÍA DEL LIBRO

Mensaje  Lidia el Dom Mar 22, 2015 3:43 pm


Lidia

Mensajes : 3156
Fecha de inscripción : 19/04/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: 23 DE ABRIL:DÍA DEL LIBRO

Mensaje  Lidia el Dom Abr 19, 2015 8:41 am


Lidia

Mensajes : 3156
Fecha de inscripción : 19/04/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: 23 DE ABRIL:DÍA DEL LIBRO

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.