Incineración de Neumáticos

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Incineración de Neumáticos

Mensaje  Lidia el Lun Oct 20, 2014 10:38 pm

Barcelona
Un experto de la OMS relaciona las emisiones de la cementera de Montcada con el cáncer
El catedrático e investigador de la OMS Nicolás Olea ve "directamente relacionadas" las emisiones de ftalatos con los casos de cáncer del barrio

Barcelona | 17/10/2014
Un experto de la OMS relaciona las emisiones de la cementera de Montcada con el cáncer



Barcelona. (EUROPA PRESS y EFE).- Las sustancias contaminantes que emite la planta cementera de la empresa Lafarge en Montcada i Reixac (Barcelona) están "directamente relacionadas" con la aparición de cáncer en los vecinos de la zona, según ha revelado este viernes en rueda de prensa el catedrático de la Universidad de Granada e investigador de la Organización Mundial de la Salud (OMS) Nicolás Olea.

Concretamente, ha destacado que la elevada concentración de ftalatos o ésteres de ácido ftálico que emite la chimenea de la cementera -29 kilos al año- repercute en un aumento generalizado de los casos de cáncer de pulmón, así como de tumores gástricos en mujeres y de tumores pleurales y de vesícula biliar en hombres. "También se sospecha que los ftalatos también podrían estar detrás del cáncer de colon y recto, actualmente el más común, pero todavía no se ha podido demostrar", ha añadido, y ha urgido a las administraciones a frenar estas emisiones.

El caso de Montcada i Reixac es extrapolable al conjunto de municipios con cementeras: "España es el número uno europeo en emisión de ftalatos, que también tienen una relación directa con la mala calidad del semen y el cáncer de testículos". Olea ha participado en el Estudio Infancia y Medio Ambiente (Inma), que ha monitorizado durante 12 años a 3.600 madres y sus hijos de Ribera d'Ebre, Menorca, Granada, Valencia, Sabadell, Asturias y Gipuzkoa, y ha constatado una relación directa entre la contaminación ambiental y el desarrollo de enfermedades.

La inhalación del aire contaminado, especialmente el cercano a cementeras incineradoras, el uso de cosméticos y el tabaco es un cóctel tóxico que trasladan las madres a sus bebés desde el primer momento de la gestación: existe una evidencia de que los ftalanatos están detrás de muchos bebés que nacen sin testículos. "Estamos a la cabeza de Europa en la cantidad de ftalanatos que orinan las embarazadas y los niños", ha lamentado, y ha concretado que esta sustancia se prohibió en el uso de tetinas y objetos para bebés, pero no para los adultos, por lo que los niños se siguen contaminando a través de sus madres.

Esta sustancia también se utiliza en cosmética y tintes textiles para niños, según ha concretado, y ha lamentado que la toxicidad de las sustancias se mida por separado y no se tenga en cuenta su efecto combinado con otras.

Olea ha participado en una rueda de prensa de la Plataforma Antiincineración de Montcada i Reixac, acompañado por el representante de la Asociación de vecinos del barrio de Can Sant Joan de Montcada i Reixac, José Luis Conejero, y la activista medioambiental Mercè Girona. Los vecinos de Can Sant Joan denuncian especialmente la actividad de incineración de residuos que realiza Lafarge desde el año 2006, aparte de la fabricación tradicional de cemento.

Según el Registro Estatal de Emisiones y Fuentes Contaminantes del Ministerio de Agricultura, Lafarge emite a la atmósfera monóxido de carbono (CO) en una cantidad de 527.887 kilos/año en 2010; dióxido de carbono (CO2), 271.780 kilos en 2012; Amoniaco (NH3), 47.500 kilos en 2008; óxidos de nitrógeno (NOx/NO2), 501.725 kilos en 2012; mercurios y compuestos, doce kilos en 2012; 'ftalato' (DEHP) 29 kilos en 2012; hidrocarburos aromáticos, 74,6 kilos en 2008 y partículas, 66.300 en 2003.
El problema afecta a los distritos barceloneses de Nou Barris y Sant Andreu del Palomar, y a los municipios de La Llagosta, Santa Coloma de Gramenet, Cerdanyola del Vallès, Barberà del Vallès, Ripollet y Montcada i Reixac (Barcelona).

Diferentes estudios universitarios han constatado que la población que habita en un radio de entre cuatro y cinco kilómetros alrededor de una incineradora tiene un riesgo más elevado de padecer cáncer, como el de pleura, estómago o hígado, entre otros, ha indicado el investigador. En este sentido, Olea ha informado sobre un estudio del proyecto INMA (Infancia y Medio Ambiente) en el que se mide la cantidad de 'ftalatos' en la orina de los habitantes de varias áreas del Estado, y que concluye que España "está en el top ten europeo" en exceso de exposición a esta sustancia contaminante, presente en muchos productos de embalaje alimentario, perfumería y cosméticos así como juguetes.

Batalla judicial
Por su parte, Conejero ha explicado que están pendientes de un recurso presentado por la empresa y también por la Generalitat a una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC), que falló a favor de los vecinos en su queja por la falta de permiso medioambiental de Lafarge. También han presentado otra denuncia ante un Juzgado de Cerdanyola del Vallès por el ruido ambiental que emite la citada empresa, y del que hacen responsables al anterior alcalde de Montcada, a la concejal de Medio Ambiente y al exdirector de Lafarge.

José Luis Conejero ha denunciado han reclamado en varias ocasiones que la Generalitat realice estudios epidemiológicos en las zonas más próximas a la cementera-incineradora, sin resultado. "No queremos que nos den la razón dentro de treinta años, como ha sucedido con el caso de los vecinos que vivían cerca de la empresa Uralita, de Ripollet", ha argumentado, recordando la larga lucha en los tribunales que reconocieron los graves perjuicios que había causado Uralita en la salud de sus trabajadores y vecinos más próximos a la factoría.

En relación a este asunto, la empresa Lafargue manifestó su “estupor” ante las manifestaciones hechas, por generar “un alarmismo injustificado e irresponsable”.

“El ftalato de bis puede entrar en el medio ambiente mediante emisiones desde industrias que elaboran o usan esta sustancia y el sector cementero no elabora ni usa esta sustancia. La Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC, por sus siglas en inglés) lo califica como no clasificable en cuanto a carcinogenicidad en seres humanos”, explica en un comunicado.
La fábrica de Montcada reporta a PRTR una medida de ftalato de bis sectorial, aún experimental.
Pedro Mora, profesor en la Universidad Politécnica de Madrid y director técnico de la patronal Oficemen declaró: "Tal y como se expone en el propio PRTR, el ftalato de bis es una sustancia química manufacturada que se añade generalmente a los plásticos para hacerlos más flexibles (manteles, cortinas de baño, mangueras, ciertos juguetes, cables, esmaltes de uñas y adhesivos, entre otros muchos). Ante tantos elementos de uso cotidiano que contienen ftalatos resulta absolutamente aventurado y falto de rigor científico relacionar unas emisiones estimadas de una fábrica cementera con el desarrollo de enfermedades. Se vuelve a cometer el error de confundir un estudio ecológico con un estudio epidemiológico".

Por su parte, Alejandro Josa, catedrático en La Universidad Politécnica de Cataluña y director de CimentCatalá declara: "Estas declaraciones se apoyan en una relación causa-efecto indirecta no válida. No hay estudios fiables que demuestren hoy que exista una relación entre las emisiones de una fábrica de cementos y estas enfermedades. A pesar de ello, nos encontramos con noticias alarmistas como esta".


Lidia

Mensajes : 3156
Fecha de inscripción : 19/04/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Incineración de Neumáticos

Mensaje  Lidia el Lun Oct 20, 2014 10:56 pm

Es verdad que las cementeras no "usan ni elaboran" ftalatos. Pero es verdad que los emiten por sus chimeneas. En 2012, último año con datos, y según el registro estatal PRTR-Es, LAS 35 CEMENTERAS, QUE HAY EN EL ESTADO ESPAÑOL EMITIERON 625 kg DEL FTALATO DEHP.

¿A qué se deben esas emisiones? Pues a que están incinerando plásticos, que contienen esos ftalatos como plastificantes (el más utilizado en el plástico PVC). El dogma de que todas las sustancias orgánicas que entran en el horno de cemento se destruyen con las altas temperaturas se demuestra una vez más que es una falacia. Siempre se producen inquemados, productos de combustión incompleta, etc, especialmente si los residuos de plásticos se introducen en el precalcinador, en lugar de en el quemador principal del horno.

Aunque no sea una sustancia cancerígena según la IARC, como dicen las cementeras, es un probable carcinogénico según la EPA (se ha comprobado un aumento del cáncer de hígado en ratas y ratones), y es un disruptor hormonal. O sea que interfiere con el desarrollo de diferentes sistemas (reproductivo, endocrino, inmunológico, etc) con graves repercusiones sobre la salud humana (alteraciones en el riñón).

Lidia

Mensajes : 3156
Fecha de inscripción : 19/04/2011

Volver arriba Ir abajo

Mujeres y Salud MyS, editada por la Red de Mujeres Profesionales de la Salud CAPS (Centro de Análisis y Programas Sanitarios).

Mensaje  Lidia el Jue Nov 20, 2014 9:41 am



La incineración de residuos es defendida por algunas personas, instituciones y grupos de opinión argumentando su capacidad de producir energía a partir de su combustión (ahora la llaman valorización energética); pero, de hecho, la incineración transforma los residuos en gases, partículas en suspensión, aguas contaminadas, cenizas y escorias; estos productos resultantes son más tóxicos que los residuos originales, es decir, la incineración no “elimina” los residuos sino que los concentra.

Los productos o residuos resultantes de la incineración se pueden dispersar por el medio ambiente: el aire, el suelo y el agua y, a través de este medio, llegar a los alimentos y las personas. Las cenizas de los filtros se deben llevar a vertederos de residuos peligrosos. La normativa vigente permite la utilización de las escorias en la fabricación de cemento o en obra pública, pese a que no se controlan las dioxinas, furanos y otros Compuestos Orgánicos Persistentes (COPs). La incineración también genera aguas contaminadas de los sistemas de lavado de la depuración de gases que es preciso tratar.

Además, estos productos resultantes de la incineración contienen partículas en suspensión, muchas de ellas de medida muy pequeña (ultrafinas) que pasan fácilmente a los pulmones y de allí a la sangre. Entre estas partículas se encuentran: metales pesados, compuestos orgánicos volátiles, dioxinas y furanos, dióxidos de azufre, monóxido y dióxido de carbono y otros compuestos transportados por ellas. La mayoría de estos productos son tóxicos, tienen efectos cancerígenos y teratógenos además de formar parte de la etiología de muchas enfermedades, unas conocidas y otras emergentes, incluso a bajas concentraciones, por causa de su bioacumulación y su persistencia en el organismo.

Aun cuando las nuevas incineradoras e industrias cementeras que han empezado a incinerar residuos urbanos, incorporaran mejoras tecnológicas en los sistemas de retención de partículas y contaminantes, hay que tener presente que, independientemente de la tecnología adoptada (de parrillas, de cama fluidizante, de tambor rotatorio, etc) se producen miles de sustancias contaminantes nuevas, de las que solamente el 10-20% son conocidas. Su formación depende, entre otros, del material que se destina a la combustión, de la temperatura registrada y de la mezcla totalmente casual de las substancias en los hornos. Desde este punto de vista los residuos municipales pueden ser los más peligrosos por la extrema heterogeneidad que los caracteriza.

Los dispositivos de control de la contaminación de todos los procesos de incineración capturan y concentran los contaminantes, pero no los “eliminan”, y así, aunque no hubiera incidentes en estos dispositivos, los contaminantes son transferidos a otros medios. Aunque se utilice la mejor tecnología de filtraje y depuración sabemos que puede haber roturas y accidentes, y más a medida que la instalación va envejeciendo. Hay antecedentes suficientes de vertidos graves de contaminantes a la atmósfera.

Existe una contradicción entre el desarrollo de Planes para la mejora de la calidad del aire en grandes ciudades y Áreas Metropolitanas, que pretenden la reducción de la contaminación atmosférica, sobre todo de partículas y de óxido de nitrógeno en concentraciones superiores a los niveles fijados por las directivas europeas, y la propuesta de aumentar la cantidad de residuos municipales destinados a incineración en incineradoras y cementeras.
Alternativas sostenibles

Existe una amplia experiencia con otros modelos de gestión de residuos municipales que disminuyen significativamente los riesgos para la salud y el medio, y son más sostenibles: la minimización en origen (de envases, bolsas de plástico, etc.), la reutilización, la clasificación en origen, la recogida selectiva, el reciclaje de calidad, el compostaje y la recuperación energética mediante digestión anaeróbica de la materia orgánica. Este modelo reduce las necesidades de materias primas, ahorra energía, minimiza los efectos sobre el clima, los efectos negativos sobre la salud y el medio, no tiene los elevados costes de inversión y mantenimiento de la incineración y, por el contrario, crea muchos más puestos de trabajo. Efectivamente, no es el camino “fácil” de las soluciones de final de cañería (vertederos e incineración), sino que se trata de impulsar con decisión esta nueva cultura a toda la población y superar las dificultades.

Pensamos que la incineración no debe coexistir ni ser complementaria con los modelos preventivos. Si invertimos elevadas cantidades en plantas incineradoras será necesario amortizarlas y quemar residuos en su máxima capacidad. Multiplicar el volumen de residuos incinerados resulta del todo contradictorio con la estrategia de seguir avanzando en el modelo de reducir, reutilizar y reciclar.

Lidia

Mensajes : 3156
Fecha de inscripción : 19/04/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Incineración de Neumáticos

Mensaje  Lidia el Dom Ago 16, 2015 9:50 am

En la UNAM crean método “verde” para reutilizar llantas
11 Ago 2015

Con un método propio que utiliza la catálisis a base de níquel, Juventino García Alejandre, académico de la Facultad de Química (FQ) de la UNAM, procesa el material de llantas de autos y camiones, del que separa el azufre y recupera el polímero original del hule o caucho para reciclar y hacer nuevas generaciones de neumáticos.

Con el proceso, inscrito en la química verde y actualmente en trámite de patente, ganó el primer lugar del Programa de Fomento al Patentamiento y la Innovación (PROFOPI), una iniciativa de la Coordinación de Innovación y Desarrollo (CID) de esta casa de estudios para vincular los desarrollos científicos con nuevas tecnologías útiles para la sociedad y la industria.

Abundantes, resistentes y contaminantes, las llantas habitualmente se acumulan en tiraderos o se queman, lo que genera un proceso que emite a la atmósfera gases de efecto invernadero y lluvia ácida, explicó García Alejandre, adscrito al Departamento de Química Inorgánica de la FQ.

La vulcanización es clave en la producción de neumáticos, pues los dota de resistencia, cierto grado de dureza y durabilidad, así que el material está hecho para no degradarse. “En el laboratorio hacemos lo opuesto a la vulcanización, se trata de ‘devulcanizar’ o quitar el azufre al hule de las llantas para recuperar la materia prima lo más pura posible”, explicó el doctor en química.

Es difícil revertir ese proceso, pero el científico lo hace por medio de la catálisis, técnica que compara con un atajo. “Si viajáramos de la ciudad de México a Veracruz, tendríamos que subir montañas y luego bajar a nivel del mar. Con una reacción química pasa algo parecido: también cruzamos una barrera de activación (como las montañas), pues tenemos que romper estructuras, activar enlaces y obtener un nuevo producto. Para eso usamos un atajo equivalente a hacer uno o varios túneles para no subir las montañas. Eso es el proceso catalítico, usar un elemento químico o una serie de compuestos para hacer ese atajo”, detalló.

Para “devulcanizar”, García Alejandre emplea catalizadores de níquel, un metal de transición activo y barato, utilizado para diversas transformaciones. “La clave está en cómo se suministra, cómo lo dejamos disponible para esa reacción”. Con el níquel, activa moléculas estables del material, a las que se les debe dar mucha energía para que se descompongan. Al catalizar, el metal convierte un compuesto químico en otro con mucho menos energía. “Es como un grupo de obreros en una fábrica, equivalentes a todos los intermediarios que participan para lograr esa reacción”, precisó.

Para obtener el material deseado, el universitario inicia el procedimiento con un trozo de llanta usada en el laboratorio, que tritura hasta quedar como ralladura de naranja, luego se tamiza para obtener un material homogéneo que se vierte en reactores de 300 mililitros con el catalizador y ciertas condiciones de presión y temperatura.

“Hacemos la reacción y obtenemos una mezcla de líquido y sólido que se filtra. En ese medio el caucho es soluble, así que se obtiene limpio y se puede reusar muchas veces. Además, el rendimiento es alto, pues de cada 100 gramos de llanta se recuperan 80 de caucho. El resto es azufre y otros aditivos”, señaló.

Actualmente, el método en etapa de patente debe escalarse a nivel de planta piloto para medir los resultados y que pueda transferirse a alguna empresa del país interesada en el reciclaje de las llantas.

Lidia

Mensajes : 3156
Fecha de inscripción : 19/04/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Incineración de Neumáticos

Mensaje  Lidia el Miér Dic 02, 2015 10:55 pm

El norte estadounidense Paul Connett, experto en química y toxicología, ha puesto el punto final a las jornadas organizadas por la Plataforma Antiincineración y GAIA en Montcada i Reixac 11/29/2015 -
"Quemar residuos en las cementeras no es sostenible, deja una práctica peligrosa como es la incineración en manos de gente que no es profesional en este ámbito y, si bien es un negocio rentable para las empresas, es fatal para las comunidades cercanas a este tipo de plantas y nocivo para la salud, tanto de los vecinos, como de los propios trabajadores”. Estos son algunos de los argumentos que Paul Connett, profesor de la Universidad de St. Lawrence (Estados Unidos) experto en química y toxicología ha dado hoy el Kursaal a la conferencia que ha puesto fin a la II Encuentro Internacional Antiincineración -organizada por la Plataforma Antiincineración de Moncada en colaboración con Zero Waste Europe y Gaià- que se iniciar viernes. En su segunda visita a Moncada, donde ya fue el año 2010, Connett ha insistido en la peligrosidad que supone la quema de desechos en las cementeras ya que, según dijo, las cenizas que resultan, las que se Depósito de y las volátiles, terminan al aire y al cemento. "A las sacas que comercializan, deberían poner que están vendiendo material tóxico", reclamó el científico lamentando que las cementeras se lucren con esta práctica. Haciendo continuas referencias a estudios publicados sobre la cuestión, Connett ha alertado sobre las emisiones de dioxinas y furanos que resultan de la incineración y de las nanopartículas de contaminantes que, por su reducido tamaño, no pueden ser monitorizadas y son la causa de múltiples enfermedades, algunas mortales. "Todo esto va a parar al aire y se deposita por partes; las personas las respiramos y los animales las acumulan en la grasa yendo así a parar a la cadena alimentaria ", ha denunciado el ponente. Ante esta situación, Connett opina que las cementeras no deberían quemar residuos mientras no cumplan las mismas exigencias de control que las incineradoras. En cualquier caso, esta tampoco sería la solución a un problema que, para el científico norteamericano, debería afrontar de raíz, guiando la sociedad hacia un cambio de modelo que acabe con el actual consumismo. "Necesariamente --dijo-- debemos reducir la producción y potenciar el reciclaje y la reutilización de los residuos; esta es la única manera de ahorrar energía y de velar por la salud de las personas y del planeta ". Connett explicó diferentes proyectos que hay en marcha en este sentido y que están funcionando, ayudando a la concienciación ciudadana y, incluso, contribuyendo a la creación de nuevos puestos de trabajo. Presión popular. Para avanzar hacia un modelo de tratamiento de residuos sostenible, Connett cree que no basta con el trabajo que puedan hacer los científicos e investigadores, sino que es necesario que la ciudadanía se una y se haga también experta en cuestiones medioambientales. "Muchos gobiernos actúan en connivencia con las empresas; para cambiarlo es necesario que la gente empuje las administraciones y las presione ", dijo. El profesor norteamericano ha terminado su conferencia con un himno antiincineración al que también se ha sumado el público asistente. II Encuentro Antiincineración ha cerrado con un manifiesto consensuado por la cincuentena de plataformas venidas de todo el mundo que han participado en las jornadas. El texto expresa el convencimiento de los firmantes que la incineración contribuye al cambio climático y es una fuente de energía sucia e ineficiente así como una estafa. Para acabar con esta práctica, los grupos medioambientales proponen alternativas basadas en el modelo Residuo 0 que pasan por un consumo responsable, la eliminación de los residuos de un solo uso, como el plástico, y la potenciación de la reutilización, el reciclado y el compostaje, entre otros. Muchos de los participantes, entre ellos dos representantes de la Plataforma Antiincineración montcadensa se desplazarán mañana hacia París para asistir a la Cumbre sobre el clima y reivindicar que las cementeras dejen de quemar residuos.

Lidia

Mensajes : 3156
Fecha de inscripción : 19/04/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Incineración de Neumáticos

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.